Transporte y almacenamiento

Su precio define paros y subsidios
12 julio, 2018
La tabla de fletes no desapareció
12 julio, 2018
Mostrar todo

Transporte y almacenamiento

Transporte y almacenamiento grandes retos para impulsar aparato productivo

Uno de los termómetros que mide si el aparato productivo del país está avanzando es el sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones. El gen competitivo que busca Colombia desde sus regiones, de donde aspira a insertarse en los mercados vecinos e internacionales de Suramérica y ser un actor en alianzas como la del Pacífico, también está en cómo se está sacando provecho a una inversión en infraestructura dispuesta para el sector.

Las inversiones del plan de infraestructura, con las concesiones de cuarta generación 4G, las iniciativas privadas con las alianzas público privadas (APP),que comprende obras civiles en carreteras, aeropuertos, adecuación de puertos en una primera ola de inversiones y siete de la segunda que están en ejecución según el vicepresidente de la República Germán Vargas Lleras, tendrá que mostrar el ascenso de Colombia en el Índice de Desempeño Logístico.

La Financiera de Desarrollo Nacional (FND) precisa que 31 proyectos, entre la tercera y cuarta ola de la 4G y las APP, siete tiene cierre financiero de la primer ola con recursos de más de $13 billones, y faltan 24. Otros 11 proyectos están en estudio para su cierre financiero.

Entre 2007 y 2016 el país avanzó tres posiciones en América Latina al subir tres lugares en logística. Pasó del 15 al 12 entre 18 países, según el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial. Este parámetro global incluye a 160 países, que muestra el bajo comportamiento del sector, fue reafirmado este año por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) que reveló que Colombia está solo por encima de países como Paraguay, Nicaragua, Venezuela, Honduras y Haití en logística mundial.

La correlación de competencia logística y crecimiento económico es robusto. La relación es de 0,8 entre los países que hacen buena logística y crecen en el contexto latinoamericano”, expresa Simón Gaviria, director del DNP. 

El tercer trimestre del año terminó para el sector de transporte, logística y comunicaciones con una producción de $28,6 billones con una variación porcentual de 0,27% con respecto al mismo período del año pasado cuando generó $28,5 billones.

Después de un primer trimestre en el que el sector creció 1,9% y un segundo que alcanzó un variación porcentual de 0,1%, en el tercero la variación fue negativa con 1,2%.

El sector aportó 8% al PIB regional, con lo cual año tras año este sector se consolida como un eje transversal de desarrollo para esta parte del país. Y frente a 2015, el aporte del sector al PIB de la región Caribe creció en un 4,8%. Miguel Espinosa Alonso, presidente de la Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Internacional (Fitac), destaca que el subsector de transporte fluvial, ya que ha generado que Colombia evalúe otros medios alternativos y pueda realmente ofrecer estrategias de multimodalismo para la carga.

Así mismo, la ampliación de varias terminales aéreas en el país, permite que los empresarios tengan nuevas alternativas para movilizar mercancías, especialmente aquellas de alto valor agregado.

CARGA Y LOGÍSTICA

América Latina no es ajena a la desaceleración que está experimentando en sus actividades y así mismo el crecimiento global que se está estabilizando con tasas de crecimiento modestas según la OCDE. Con esta situación los expertos analizan la región manifiesta la existencia de debilidades estructurales que están socavando el crecimiento potencial de los países.

 

Para el caso colombiano, que tiene proyecciones de crecimiento de su economía en 2%, la rama de transporte de carretera con sus agremiados, afirman que impactará a su subsector.

Durante el tercer trimestre de 2016 tanto la carga y como facturación aumentaron 2,21% y 1,50% respectivamente, en este sentido, las toneladas movilizadas durante 2016- III trimestre llegaron a 33,4 millones mientras que la facturación se ubicó en 3,4 billones de pesos para el mismo periodo, precisan en Federación Colombiana de Transportadores de Carga, Colfecar.

Sin embargo, en los dos meses posteriores, puertos como Buenaventura presentaron represamiento de mercancía en sus instalaciones, generado así una leve presión al incremento de los fletes.

afirma Juan Carlos Rodríguez, presidente de Colfecar. Y en este período la relación flete-tonelada, es decir que el flete por movilizar una tonelada, presentó una contracción de 0,70% respecto al tercer trimestre del 2015.

El dirigente analiza que las constantes disminuciones evidencian la depresión en los fletes y revelan la complejidad de la crisis por la que se encuentra atravesando el sector.

Este comportamiento se debió a la situación coyuntural del paro nacional que inició el 6 de junio y después de 46 del freno que impactó en una disminución en el movimiento de carga.

En cuanto a las cifras negativas de crecimiento de la rama, el Ministro Jorge Rojas explica que el paro camionero influyó en la dinámica de mover carga, exportar; sufrieron los generadores que afecta la micro y la macro economía. Pero Rojas destaca que la infraestructura del transporte generó un positivo choque del tercer trimestre del año para el sector de la construcción. Un dato revelador de septiembre es el que generó Corona con su cadena logística para exportaciones: 6.400 toneladas mes y 800 empleos directos.

El DNP analiza que, en cambio, cada vez más las empresas más pequeñas “tercerizan” su logística y la tendencia colombiana, que contracorriente cada vez más las empresas toman la decisión de manejar su logística. Un caso que cita es al Grupo Éxito.

Pero lo que tenemos en el Caribe es que al Caribe le va bien en el tema logístico, pero tiene los costos muy alto. Si el promedio nacional de la actividad es de 14,97% en la región es 22%

Ofrecen mejor servicio en calidad de infraestructura, disponibilidad, seguridad, consecución de carga de retorno, disponibilidad de plataforma, gestión de contenedores, pero logística urbana es lo que debe mejorar. Lo que se está invirtiendo para mejorar la logística lo estamos empezando a perder en la entrada y salida de ciudades”, señala Simón Gaviria.

Los puertos de la Región Caribe hasta septiembre de 2016, precisa Colfecar, movilizaron el 62,60% de la carga internacional, en este período para el puerto de Santa Marta las exportaciones aumentaron 12,9% y las importaciones 10,6%; en el caso de Cartagena se registraron crecimientos de 7,9% y 8,3% para importaciones y exportaciones respectivamente; finalmente, en Barranquilla la carga creció 6,7% y 5,7% en exportaciones e importaciones respectivamente.

En el tercer trimestre de este año la rama del transporte terrestre su producción alcanzó $3,7billones y en el acumulado de enero a septiembre fue de $11,5 billones con una variación de 0,27% con respecto al mismo período del año pasado, cuando $11,4 billones generaron.

Los puertos de la Región Caribe hasta septiembre de 2016, precisa Colfecar, movilizaron el 62,60% de la carga internacional, en este período para el puerto de Santa Marta las exportaciones aumentaron 12,9% y las importaciones 10,6%; en el caso de Cartagena se registraron crecimientos de 7,9% y 8,3% para importaciones y exportaciones respectivamente; finalmente, en Barranquilla la carga creció 6,7% y 5,7% en exportaciones e importaciones respectivamente.

Ese buen momento del puerto de Santa Marta es subrayado por Yudi Uribe, gerente general de la Zona Franca Tayrona que destacó que para su empresa ha sido un buen ejercicio por la infraestructura de la ciudad para conectar con el puerto de aguas profunda y la línea ferroviaria que comunica con la Dorada.

Fitac señala que el transporte terrestre sigue aún con grandes incertidumbres frente al futuro de la movilización de carga hacia Venezuela y las nuevas alternativas de movilización de carga, como lo es el Río Magdalena. “Los transportadores terrestres deberán aprovechar las nuevas sinergías y oportunidades que ofrece la navegabilidad fluvial del país, para convertirse en verdaderos actores complementarios a la multimodalidad”, advierte Miguel Espinosa Alfonso.

Sobre los grandes retos en materia de empleo y ocupación, debido a que, como en todo Colombia, no existe una oferta laboral que responda a las necesidades específicas de las empresas. En efecto, la tasa de desempleo en la región ha venido en aumento (a excepción de Barranquilla), por lo que en el país ya se está iniciando la estructuración de familias ocupaciones, en sectores como el de logística portuaria, que permitirá con el apoyo del Ministerio de Educación y el Ministerio de Trabajo, acercar verdaderamente la oferta laboral a la demanda empresarial, en donde más que formación académica y títulos, las empresas puedan basar sus criterios de selección en habilidades y criterios ocupacionales.

En la rama de transporte aéreo, en el tercer trimestre tuvo una variación de 4,7% y tuvo una producción de $780 mil millones. En ambos superó el mismo período de 2015. La Aerocivil precisa que hasta agosto pasado se movilizaron 23,4 millones de turistas, 5,2 % más que en igual periodo del 2015. En pasajeros domésticos, el crecimiento fue del 4,2 %, con 15,6 millones de viajeros en el mismo periodo.

 

En el mercado aéreo internacional el país registró un aumento de 7,5 %, al alcanzar 7,7 millones de usuarios en los ocho primeros meses de 2016. Y una razones del crecimiento es la industria del comercio electrónico.

TELECOMUNICACIONES

La tercera rama con más peso en el sector es correo y telecomunicaciones que en los tres trimestres de 2016 tuvo una producción de $12,064 billones según el Dane.

El subsector de telecomunicaciones que lo conforman las empresas del sector de telefonía móvil está pasando un año muy complejo y difícil. Las tres grandes empresas que dominan el mercado nacional con sus marcas: Claro, Tigo y Movistar señalaron en el Congreso de Libre Competencia de la Superintendencia de Industria y Comercio en Barranquilla, que la industria tiene un decrecimiento sostenido de -2%.

 

Entre las razones hay varios componentes, como los cambios tecnológicos, las realidades de la economía global y la devaluación. “Hemos sufrido y esto nos impacta mucho”, admite Juan Carlos Archila, de América Móvil Colombia, del grupo Claro. “El decrecimiento pesa mucho en el PIB nacional que es de un 4% en el Caribe pesa todavía más”.

Alfonso Gómez, presidente de Colombia Telecomunicaciones y Movistar, señala que el sector ha visto un decrecimiento producto de la disminución de los servicios de voz móvil. “La verdad es una tendencia mundial, estamos viendo que hay menos consumo. Cada vez más los ciudadanos, los clientes se comunican más por datos y eso ha generado una presión en los servicios de voz móvil”.

Entre las seis regiones en las que está dividida la operación de Movistar en Colombia, la región Caribe pesa el 18% de los ingresos de la compañía. Y hoy generan más de 600 empleados directos y cerca de 2.000 empleos indirectos. “El reto que tenemos mantener el ritmo de inversión en la región Caribe, queremos invertir en todos los servicios, tanto en voz como en datos, en fija y en móvil y en televisión. Creemos que hay una oportunidad maravillosa”, agrega Gómez.

De los retos que tiene el subsector e identificados por las tres compañías está en que el Gobierno, el Mintic y la Comisión de Regulación de Comunicaciones, esté acorde a los requerimientos y la velocidad que pide el mercado. El consultor del sector Lorenzo Villlegas precisa que el sector tiene una regulación controlada que no permite que todo el mundo pueda acceder, pero es exitosa.

Es una competencia restringida por razones estructurales de la industria, la existencia de barreras de entrada en los mismos recursos para la prestación de los servicios. Y no todo el mundo puede prestar los servicios electromagnéticos a través del uso del espectro, señala.

Fuente:El Heraldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *